Los lobos. Un rumbo distinto sobre migración



Existe una temática acerca de la migración de México a Estados Unidos que ha sido recurrente desde hace varios años.

Como ejemplos tenemos La Jaula de oro (2013), A better life (2011), 7 soles (2009), Ya no estoy aquí (2019), y recientemente, Los Lobos (2019), dirigida por Samuel Kishi Leopo, y en 2020 obtuvo el Gran Premio de la sección Generation Kplus en Festival Internacional de Cine de Berlín.

A diferencia de los ejemplos citados, en donde suele narrarse la odisea del migrante, o bien el riesgo de ser deportado, Los Lobos toma un rumbo un tanto distinto.

Lucía, madre soltera de dos niños, Leo y Max, llega a Albuquerque. Renta un departamento a una pareja de ancianos chinos. Su peculiaridad reside en que no se centra en ella, más bien en Max y Leo, quienes tienen que permanecer encerrados en el departamento, y su única compañía es una grabadora donde aprenden inglés.

Esto les obliga a usar su imaginación y a través de sus dibujos se proyectan como lobos, para nosotros como espectadores, vemos unas simpáticas animaciones en donde narran sus aventuras y su perspectiva del mundo.

Sin giros melodramáticos, ni tragedias, como suelen suceder en las temáticas de migración, en Los Lobos encontramos una narración minimalista, la mayor parte de la historia se concentra en el departamento y el edificio.

Sin idealizar ni victimizar a los migrantes, en Los Lobos la migración se muestra como un proceso social (casi natural) en el sur de Estados Unidos, con una población heterogénea en donde convergen sincretismos culturales.

Título original: Los lobos
Año: 2019
Duración: 95 min.
País: México
Dirección: Samuel Kishi
Guion: Samuel Kishi, Luis Briones, Sofía Gómez-Córdova
Música: Kenji Kishi
Fotografía: Octavio Arauz
Reparto: Martha Lorena Reyes, Maximiliano Nájar Márquez, Leonardo Nájar Márquez, Cici Lau, Johnson T. Lau, Kevin Medina, Josiah Grado, Marvin Ramírez, Alejandro Banteah, Edwin Ramírez, Aylin Payen, Shacty Díaz, María Teresa Herrera, Amy Puente.

Comentarios